Consejo de abuela

Búscate a un hombre bueno, cariñoso, que te respete y que tenga un sueño profundo, así te resultará más fácil asfixiarlo con la almohada.