Preliminares

Acariciar sus senos es algo enternecedor; hacerlo por debajo de la piel, indescriptible.