Deshidratado

Trago tras trago se bebió su propia sangre. No logró saciar su sed.