Compasión

¡Por favor! Dejad de echarme sal en las heridas; el vinagre escuece mucho más.